#Escritura Tumblr posts

  • 馃尭馃摎馃尭


    *An茅cdotas*


    *Estimados amigos:*


    A veces, mediante gestos sencillos, se pueden rebatir complejas

    explicaciones. Les comparto la siguiente reflexi贸n. Dios les conceda siempre su gracias su amiga de siempre Mar铆a Gloria S谩nchez Torres


    *LA NARANJA Y EL ATEO*


    Un ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio defendiendo la inexistencia de Dios. Despu茅s de haber finalizado su discurso, desafi贸 a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma.


    Un hombre que hab铆a sido bien conocido en la localidad por su adicci贸n a las bebidas alcoh贸licas, pero que hab铆a encontrado recientemente liberaci贸n y esperanza en Cristo Jes煤s acept贸 la invitaci贸n y sacando una naranja del bolsillo comenz贸 a pelarla lentamente.


    El conferencista le pidi贸 que hiciera la pregunta; el hombre, continu贸 imperturbable pelando la naranja en silencio, al termino de lo cual, se la comi贸.


    Se volvi贸 al conferencista y le pregunt贸 : 鈥溌縀staba dulce o amarga?鈥


    鈥淣o me pregunte tonter铆as鈥, respondi贸 el orador con se帽ales evidentes de enojo; 鈥溌緾贸mo puedo saber el gusto si no la he probado?鈥


    Y aquel hombre regenerado por el amor de Dios respondi贸 entonces:


    鈥溌縔 c贸mo puede usted saber algo de Cristo, si nunca lo ha probado?鈥

    View Full
  • Eres poes铆a y a煤n no te das cuenta de ello.

    Neptunno17

    View Full
  • Confesi贸n.

    Me ha reclamado una y otra vez que me confiese, argumenta que el infierno me espera con letreros luminosos si no expio mis pecados. Susurra incansable que sea humilde y valiente que me arrodille ante ella y le aclare todas las verdades. Su mirada es compasiva, pero tiene un dejo de advertencia, declara entre destellos que la sinceridad es una muestra de respeto.

    Muchas veces me finjo sorda y ciega y me burlo con desprecio, otras, simplemente la ignoro, como al fr铆o que se cuela por mis huesos.

    Y otras pocas 鈥 estoy a un paso del arrepentimiento, donde dudo de su existencia y hasta de esa imagen fr谩gil que me da el reflejo.

    No se hasta donde llegara el orgullo y el coraje, que nacieron desafiantes y atrevidos, pero si una vez vencieron la corteza del pasado y el olvido, ruego que se hagan mas fuertes para enfrentar a aquella que se cree con poder de hacerme confesar y arrepentir, de la direcci贸n que le he dado a mi camino.

    Y si he de darle el gusto en algo鈥 confesare: Cuanto mas descubro el destino que forjo al enfrentarme, no habr谩 un maldita d铆a que este dispuesta a arrepentirme.

    Ella lo sabe鈥ero insiste.

    Yo lo s茅鈥 pero resisto.

    Y con esa lucha, las dos convivimos

    Mirna*

    Insistente y resistente.

    Stay strong

    View Full
  • Sola en mi habitacion, tratando de olvidarte, pero cada momento te pienso m谩s.驴Por que me besas asi? Si tu estas con ella, te gusta confundirme y saber que me tienes cuando quieres. Odio el no quererme por que permito que juegues conmigo por falta de amor propio.

    View Full
  • 鈥淢e fascina ver tus senos moverse con cada movimiento, ver como muerdes tus labios para no hacer mucho ruido, para quedarnos sin aliento鈥

    Aldhair Castillo

    #palabras#pensamientos #cosas de la vida #mi vida #frases de la vida #lo que pienso #lo que escribo #citas cortas#notas#escritura#escritos#textos #hacer el amor
    View Full
  • 鈥淓s divertido desear algo bonito, cuando sabemos que el final siempre va a doler. Porqu茅 somos pasajeros, nada perdura para siempre, por m谩s bella que sea la extrella, todos somos fugaces.鈥

    -sqL

    View Full
  • A veces me molesto conmigo misma porque todav铆a tengo sentimientos hacia ti, todav铆a no tengo el valor de borrar nuestros mensajes, a veces leo o escucho los audios donde dec铆as que me quer铆as, te sentias tan feliz estando junto a mi, si me iba de tu vida, te avisar谩 por favor porque no pod铆as imaginar estar sin mi, al final todo eso fue mentira pero me gusta creer que fue real todo lo que me dijiste.

    -Karina A.

    #amor triste#desamor#escritos#escritos tristes #weas que escribo #cosas que escribo #escribir #una chica escribiendo #escritura#tristeza #cosas sin sentido #cosas tristes
    View Full
  • Tal vez me visitas en mis sue帽os. Despu茅s de todo, podemos encontrarnos. Sin miedo.

    A pesar de solo vernos entre pesta帽eos y ronquidos. Nos observamos a ratos.

    View Full
  • Vos sos tan bella. Imperfecta y con problemas, sos perfecta querida.

    Rosmila

    image
    #escritos #una chica escribiendo #una chica cualquiera #emociones#frases#pensamientos #citas de desamor #desahogo#citas#escritura#citas literarias#desilusiones#frase #cafe y letras #una chica rota #una noche m?s #citas de dolor #una noche sin caf? #unachica
    View Full
  • Descubri贸 una cosa esa noche en medio de una calle, y es que ella besaba como el infierno. Besaba justo como a 茅l le gustaba:con ganas.

    Porque si has de besar, entonces besa bien.

    Rosmila.

    image
    #escritos #una chica cualquiera #una chica escribiendo #pensamientos#emociones#desahogo#citas#frases#escritura #citas de desamor
    View Full
  • Hacer una catarsis de s铆 mismo, te alivia, te sana y te restaura el alma.




    Si necesit谩s alguien que te lea u escuche. Escrib铆me.

    #amorpropio#escritos#escritura#frases#pensamientos #cosas que escribo #fluyendo#citas#citas cortas #frases del alma #frase del d铆a #frases en espa帽ol #blogger #cosas que siento #cosas de tumblr #sanidad#letras#blog cristiano
    View Full
  • XXXX.

    聽Tratar de describir algo que no se sabe como pero que siente en gran manera es un tanto dif铆cil, porque es m谩s el sentimiento que lo que se puede entender en ese momento, se le denomina conectar con una persona.

    Y es que es algo que nadie planea, que nadie espera, que nadie dimensiona, porque en un momento se est谩 situado en la parada del autob煤s y en el otro, sonriendo sin raz贸n alguna con la pl谩tica que se entabla con una persona, que volviendo hacer menci贸n, no comprende la sensaci贸n de la situaci贸n.

    No creo en coincidencias, creo que lo que pasa en la vida de cada qui茅n, est谩 predestinado a ser.

    En una situaci贸n donde las miradas hablan con brillos, centellas y estrellas, donde a su alrededor todo est谩 a favor de que se presenten con esa persona, donde el universo confabula con cielo, tierra y mar para crear un mundo para dos, dos seres que a la larga crear谩n un 谩lbum de an茅cdotas y experiencias, qu茅 con solo al escuchar su canci贸n, se volver谩 a creer en el amor.

    Un idilio que solo se puede entender por quienes viven en este, por quienes han hecho que lo imposible se vuelva realidad en las cr贸nicas de un amor para recordar, que se han disfrutado el tiempo que se les ha permitido vivir o que ellos mismos han exigido permanecer, vibrando en cada carcajada que se comparten en un santiam茅n, donde los besos no se dan a la ligera, m谩s bien intentan dejar una huella, donde a ra铆z de estos se abrir谩 m谩s de una puerta al contar la historia donde dos se ba帽an en una alberca.

    Puede que lo que diga no tiene sentido, pero de eso se trata, de que cada quien le ponga el sentido necesario, ya sea hacia el norte o hacia el sur, oeste o el mismo este.

    Un mundo al cual no pertenec铆an, del cual ven铆an, pero no segu铆an, donde las normas eran su mayor rivalidad, para crear una revoluci贸n del amor al apenas despertar.

    聽K.

    View Full
  • image

    Mi t铆a Mercedes, la Loca, falleci贸 hace una semana. Tuvo una vida solitaria, pero feliz. Siempre con los pies fr铆os como la aguanieve. Muri贸 en un estornudo, joven, sin avisar. O tal vez s铆.

    Mi t铆a Mercedes, la Loca, se gan贸 su apodo por su extravagante personalidad. Se re铆a a los gritos, les cantaba a las plantas, vest铆a colores chillones y horribles, beb铆a cantidades estrafalarias de vino sin perder la compostura y usaba demasiadas piedras y cristales energ茅ticos. Pero, por sobre todas sus peculiaridades, hablaba con un fantasma.

    Amo a mi t铆a Mercedes, quien me ense帽贸 a bordar, a jugar a la pelota, a construir hermosos castillos y fuertes de barro para mis juguetes y a preparar la mejor limonada que he probado jam谩s. Dulce con el amargor justo, o amarga con el dulzor perfecto, su limonada gustaba hasta a los m谩s quisquillosos.

    -聽聽聽聽聽聽聽聽聽 驴Qui茅n te ense帽贸 a hacer semejante cosa, Mercedes? - le sol铆an preguntar apenas probaban un sobro.

    -聽聽聽聽聽聽聽聽聽 El fantasma del limonero, por supuesto- contestaba ella llena de emoci贸n y a la vez con completa naturalidad y frescura.

    Ah铆 la tienen: Mercedes, la Loca.

    El fantasma del limonero, como ella me cont贸 la 煤nica vez que habl贸 de 茅l en vida, era un joven que hab铆a fallecido de circunstancias dudosas, y cuyo frondoso 谩rbol crec铆a donde, al parecer, yac铆a su delgado ser desde hac铆a mucho tiempo. Me cont贸 que 茅l mismo no estaba seguro de c贸mo hab铆a muerto, lo 煤nico que sab铆a era que esperaba a alguien, y mientras lo hac铆a, la compa帽铆a de mi t铆a Mercedes, la Loca serv铆a tanto para apaciguar su mente y sus penas, como para endulzar su alma. 聽

    El fantasma del limonero le contaba chistes, le narraba las aventuras que hab铆a tenido en vida, la pon铆a al d铆a con las cosas que pasaban cuando ella no estaba (como el nuevo nido de p谩jaros asentado en el gran 谩rbol), y le ense帽贸 a hacer limonada. Mi t铆a era una cat谩strofe en la cocina, arruinar铆a hasta la m谩s simple de las rectas, y es por eso que todo el mundo se quedaba perplejo ante su refrescante y suave bebida.

    Era julio y estaba soleado. El viento soplaba con fr铆a delicadeza. Fui a desayunar a su casa, como cada s谩bado, y compartimos unos mates y un pan casero con manteca y az煤car. Es bueno para el alma, me dec铆a cada vez.

    -聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Cuando yo ya no est茅 鈥 pronunci贸 de repente, sac谩ndome de un tir贸n de mis pensamientos- quiero que plantes un naranjo en el patio, junto al limonero. - y as铆 sin m谩s, le dio un sorbo a su mate a pas贸 hoja en la revista.

    -聽聽聽聽聽聽聽聽聽 隆Ay t铆a! Por eso te dicen la Loca. Pensando en la muerte a esta edad.

    -聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Yo solo digo- rio con naturalidad- un naranjo no estar铆a mal 驴No?

    -聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Para nada, y as铆 le haces compa帽铆a al fantasma. 鈥 re铆mos de nuevo como si nada, pero not茅 como se qued贸 mirando por la amplia ventana del living, como si hubiera alguien ah铆, esper谩ndola con una sonrisa.

    Tres d铆as despu茅s, mi amada t铆a muri贸. Mercedes, la Loca, se fue a dormir una noche para nunca m谩s despertar. No fue un suicidio, no la atacaron, tampoco fue un problema del coraz贸n. Estaba intacta, hermosa, y joven como siempre. Los doctores estaban incr茅dulos, 鈥渆s como si se hubiera apagado de un bot贸n, no lo entiendo鈥. Nadie lo hac铆a, pero yo creo que s铆.

    Creo que mi t铆a Mercedes muri贸 de amor. Muri贸 de felicidad y de ansias de encontrarse con su preciado fantasma. Pasaba tanto tiempo junto al 谩rbol, hablando y leyendo en voz alta, juntando limones y regando sus profundas ra铆ces.

    Muri贸 al darse cuenta de que era ella a quien 茅l esperaba desde hac铆a a帽os, tal vez d茅cadas, en la soledad del jard铆n de atr谩s. Se despidi贸 de m铆 de la mejor manera, con unos mates c谩lidos como su coraz贸n y un pan con manteca dulce como su risa. Simplemente corri贸 a su encuentro, dejando su cuerpo aqu铆. Me gusta pensar eso, que se fue feliz para estar con alguien que ama.

    Hoy, una semana despu茅s del tr谩gico acontecimiento, me encuentro en su casa, ahora m铆a. Con las manos metidas en la fresca tierra, sin miedo o asco a mancharme y con l谩grimas en los ojos neg谩ndose a bajar por mis mejillas, cavo un pozo. No muy profundo, la planta es a煤n peque帽a, pero crecer谩 fuerte y hermosa, como ella. El naranjo dar谩 las frutas m谩s dulces y deliciosas y de un color tan fuerte y claro como el amanecer, esos amaneceres de invierno donde el fr铆o pega en la cara, pero el cielo es tan brillante que nada importa. Termin茅 mi trabajo, mir茅 orgullosa al nuevo integrante de mi nuevo jard铆n y suspir茅, una mezcla entre alegr铆a, agotamiento y tristeza.

    Entr茅 a la casa, donde mi pareja me esperaba con un humeante t茅 y una sonrisa. Lo abrac茅. Mir茅 por la ventana, a donde estaba mi t铆a y su amado, aunque yo no pod铆a verlos. Lo abrac茅 m谩s fuerte, y cay贸 una l谩grima, luego otra, y otra.

    Cada tarde en el aniversario de su muerte, o su encuentro, como me gusta pensarlo, brindamos con limonada y jugo de naranja por mi hermosa y extravagante t铆a Mercedes, la Loca, y por su amado fantasma. Siempre recordar茅 su frescura, su dulzor, su rojo cabello y sus panes con manteca y az煤car.

    View Full
  • image

    Quiero hacer tanto que siento que no me va a alcanzar la vida.

    Hoy me levant茅 so帽adora y con ganas de emprender. En la mitad del proceso me di cuenta que puedo planificar todo lo que quiera, pero lo que tengo es el presente. Nos enga帽amos cuando intentamos controlarlo todo, en el fondo sabemos que hay cosas que escapan de nuestras manos.

    Los que me conocen saben que no puedo quedarme quieta. Me tengo que mover. Me convencieron de que as铆 era. No, no me estoy desligando de mi responsabilidad. S茅 muy bien que hay mandatos que me impusieron que luego termin茅 tomando como propios. Por ejemplo, el perfeccionismo y la auto exigencia. Mis compa帽eras desde que tengo uso de raz贸n. De a ratos aparecen y otras veces se van. Tenemos una relaci贸n de amor-odio. Cuando pareciera que aprendo a aceptarlas, y sobre todo, a reconocerlas, se vuelven sombras nuevamente. Tambi茅n me suele invadir una profunda negatividad con respecto al camino que transito, que en realidad esconde una gran desconfianza hacia mis capacidades.

    Por qu茅 les digo todo esto? La respuesta es simple: 鈥減orque es lo que me sale鈥. Cuando decid铆 que iba a compartir lo que escribo me promet铆 no censurarme. Me voy a mostrar tal cual soy. No va a haber m谩scaras. Por eso, cre铆 que lo que mejor que pod铆a hacer era comenzar por aquello que siento hoy. Lo 煤nico que tenemos.

    View Full
  • 20 minutos

    _Dame veinte minutos_, le dijo, y me pareci贸 que la esperanza se derramada por sus poros.

    La vi tragar y respire el miedo mezclado con su perfume, uno que me da alergia, pero 茅l debe amar.

    Mire hacia la maquina como si eso me salvara de ser testigo de un cuadro robado.

    Asinti贸 levemente, tan delicada y perfecta, casi irreal, y los ojos del joven lo traicionaron, al cubrirse de una promesa que lo delataba.

    _ No puedo_ me dijo, cuando se asegur贸 que 茅l ya no estaba.

    Lo susurr贸 con la delicadeza de quien teme da帽ar un objeto valioso. Esa voz tan suave no podr铆a ser nunca un arma para alguien.

    _驴Por qu茅?_ me anime a preguntar.

    _Por que tengo miedo que sea real_ respondi贸 temerosa.

    Si supieras todo lo que te perderias por temor a la verdad, me atrevi a pensar.

    _驴Y qu茅 pasar铆a si fuera real?_ cuestione curiosa.

    _驴No te das cuenta?_, me pregunto, su postura cambio como si hablara con una demente.

    _No_ conteste sin importancia, pero en el fondo me re铆 al ser visible su nerviosismo.

    _Si es real, tarde o temprano va a tener un final_, declaro abatida.

    Pobre de ella que vive temerosa a arriesgarse, que solo se conforma con ilusiones diarias y coqueteos vac铆os.

    Pobre de ella que tejio una red de amor, y se atrap贸 a si misma, junto a un alma ciega que no tiene pudor de dejarse vencer por ese sentimiento.

    _Si tienes miedo a los finales, escribe todos los d铆as una nueva p谩gina_, le conteste ir贸nica.

    _驴Crees que con 20 minutos todos los d铆as alcanza?_ cuestiono perdiendo la paciencia al no encontrar aliada.

    _No, pero si quieres una historia sin final, har谩s valer cada segundo que escribas._ rebati sin pensarlo.

    _Es f谩cil decirlo鈥 me murmur贸 ya enojada.

    _Por eso yo no escribo_ Le respond铆 sarc谩stica.

    Me clavo esos ojos delineados que exaltaban la belleza innata que portaba, y sin pre谩mbulos olvidando su voz apaciguada, se acerco y me dijo.

    _Eres malvada, pero dame una libreta, por que est谩 historia ser谩 larga._ y tomando su bolso se fue ofendida, pero decidida.

    Pobre muchacha, no tiene idea que ella no es la escribe, es aquel tipo valiente quien le pidi贸 los 20 minutos al comenzar el d铆a.

    Mirna*

    D铆a de riesgos.

    View Full
  • #odio#coraz贸n #no te odio #tampoco te amo #tho#juramento#jurar #frases en espa帽ol #escritura
    View Full