#Yona Tumblr posts

  • okay, so one of the things that I super love about yona of the dawn’s handling of romance, is the level of respect and admiration hak and yona have for each other

    it’s not just starry eyed love declarations - they SHOW their love for each other in so many ways

    I also freaking love that on top of loving yona, hak also respects the fuck out of her as a leader and a ruler 

    gimme all of that mutual respect and admiration + equal power dynamics in a relationship man, ooooofffff 

    #hak x yona #yona#hak #yona of the dawn #akatsuki no yona #yona of the red dawn #the blogger speaks #this one has been in my drafts for ages #time to set it free
    View Full
  • Yona no se había enterado del resto de los cambios y deseos. Se había dormido contra Ross, se había quedado dormida por horas enteras, agotada de todo lo vivido. Le habrían curado las heridas, pero de todas formas acababa de haber tenido todos los huesos rotos y sus órganos habían estallado. El dolor fue cansador, incluso sobreviviendo a él. Cuando despertó, lo hizo al atardecer del siguiente día. Se habían movido, al parecer, y la habían cargado, porque no se despertó en lo absoluto. Ya no estaba contra su padre, si no contra un árbol, el abrigo de Elric cuidadosamente acomodado y abrochado para que no tuviera frío. Cerca de ella, estaba una fogata, con la mayoría alrededor. Yona pestañeó, con la cabeza pesada. Pocas veces dormía hasta ese nivel de sentir el dolorcito sordo de cabeza culpa de dormir de más, porque el “dormir de más” de Yona era muy alto. Esta era una de esas ocasiones, y por eso tardó más es notarlo. Que faltaban varias personas. Que el ambiente no era muy alegre en general. 

    Yona se movió, y al hacerlo, llamó la atención de Elric al instante. Él se levantó para acercarse, y el resto al seguir su mirada y movimiento, la vieron despierta. Las reacciones fueron varias: alguna sonrisa, saludos, indiferencia. Pero a Yona no le importaba. Yona no era particularmente empática, pero notaba que pasaba algo raro. Y para cuando Elric llegó a ella, tras unos seis pasos, ya había notado quiénes faltaban.

    —¿Dónde están Van y Aura? —fue su primera pregunta—. ¿Qué pasó que andan tristes? —fue la segunda. Faltaban más aparte de ellos dos, aunque ella no los mencionase, y un temor frío se instaló en su pecho. ¿Qué había pasado mientras dormía? ¿Qué les había sucedido? Con Mike muy fresco en la mente, ese era su primer terror. 

    Elric se sentó a su lado, la rodeó con un brazo por los hombros, y le explicó todo con paciencia y calma, en el mismo tono en el que la ayudaba a estudiar. El encierro de las Madres. La cuestión de la magia y Chacen. Que Van y Aura, junto a Suma y Andy, se habían ido a una dimensión que habían creado. Que Dope también había hecho algo similar. Que Basilton había creado su aquelarre y se había marchado a buscarlos y acomodarse. Yona escuchó, escuchó y no dijo nada. Asintió cuando su hermano terminó su narración y se acurrucó contra él, cerrando los ojos. De hecho no quería dormir, más bien quería hacerse la dormida, pero por supuesto no se lo permitieron. Elric la movió suavemente y fue categórico en que ella tenía que comer. Y claro, razón no le faltaba. Pero pese a haber dormido casi todo un día, no tenía hambre. 

    Se acercó, se sentó junto a Laila, y comió poco y de manera ausente. Yona rara vez se desanimaba, pero que Van y Aura no estuvieran allí le dolía. Le habría encantado hablar con Van de sus gatitos con alas y jugar con ellos. Van era, junto a Elric y Mike, uno de sus mejores amigos, y sentía que había perdido a dos en muy poco tiempo. Aunque Van, al menos, estaba bien y era feliz, ¿no? ¿Suponía? Aura siempre había sido tan amable, y tan buena, y ella la quería tanto. ¿Se ocuparían de cuidarla? Triste, terminó de comer y notó a Ross al lado. Yona no abrió la boca. No respondió ninguna pregunta, pero señaló su regazo.

    —Pon tu cabeza aquí —medio pidió, medio ordenó, como cuando lo llamaba siendo un zorrito. Pero Ross no se negó, aunque desconcertado: se acostó boca arriba en el suelo y apoyó su cabeza sobre los muslos de su hija. Yona acarició sus cabellos, sintiéndose un poquito mejor. No prestó atención a los demás. Si a alguien le parecía que los papeles estaban invertidos, que debería ser su padre mimando a su hija, es que no conocían a Yona. Al resto, la imagen se les debía de hacer extrañamente familiar, pese a que fuera un hombre humano al que estuviera acariciando así. La forma en la que recorría su cabello y la expresión tranquila de ella, así como la ignorancia total de su alrededor, era una escena que habían visto muchas veces con su familiar. Yona se relajaba así, cuando Louise la había castigado de una forma muy aterradora, cuando había tenido pesadillas, aunque ya no las tuvo desde que Bill había llegado. Nadie lo sabía específicamente, pero Yona lo hacía cuando sentía que era la única forma de recuperar su mundo. Su mundo, como tal, literalmente se había destruido días atrás, pero recién ahora ella entendía que nada sería igual. Ni siquiera su magia provenía de las diosas cuya balanza siempre había sido un problema para ella, como bruja maléfica que era. ¿Chacen también tenía una? ¿No sería doloroso para sus amigos que él no estuviera? Ya no podría comunicarse con su madre, y dos de sus mejores amigos se habían marchado, y otro había muerto. Y la falta de aquello que ignoraba se notaba en otros aspectos. Ya no estaban los familiares, y aunque estuvieran sus padres y eso fuera agradable, era una muestra más de todo. Yona amaba su mundo como era, su pequeño universo, y jamás volvería a tenerlo, y recién entendía eso.

    Suspiró y se inclinó, apoyando su frente contra la de Ross, cerrando los ojos, igual que como hacía con Puni Puni cuando escondía su rostro en su cabecita. Y así, mientras nadie —salvo quizás su padre si él abría los ojos— la veía, se permitió llorar. Sin hacer un sonido. Sin que sus hombros temblaran casi. Había llorado más en los últimos días que en su vida entera, pero no podía evitarlo. Sintió una mano en su pelo, algo torpe por la posición. Supo que era de Ross y entre las lágrimas, sonrió. Puni Puni sería más feliz ahora, suponía, que podía abrazarla o acariciarla también y hablar con sus amigos. Se preguntó cómo se llevaría con Daren o Deacon en sus versiones humanas. Una pregunta fugaz que desapareció rápidamente: ya lo sabría, más adelante. Un consuelo al que se aferró, que la ayudó a calmarse. Ella había sufrido mucho, pero Puni Puni había muerto. Y aunque era la segunda vez, la primera no la recordaba, suponía. Para él el mundo estaba igual o más destrozado que para ella, hasta tenía una hija.

    No sabía qué decir, así que no dijo nada. Pero le dio un beso en la frente antes de apartar su rostro y secarse los ojos. Quería dormir. Todo estaba bien cuando dormía. Todo se sentía mejor al despertar.

    […….]

    Yona, al día siguiente, ya estaba mucho mejor. Dormir le hacía bien. Tendría que dormir mucho para sanar todas sus heridas del corazón, pero ya estaba funcional. Seguía sin saber cómo sentirse, o si lo que sentía estaba bien o no, pero bastó la primera hora despierta para que todos los padres descubrieran quién era la rara del grupo. Laila le presentó a Tian, y Yona se estiró mucho y rascó la parte inferior de su barbilla como saludo. Exactamente lo mismo hizo con Fran, para el espanto de Charlie. Apenas Elric le presentó a Fen, ella lo abrazó y sonrió. Null le parecía tan tierno como Zapatilla, y acarició su cabecita al instante. Holt era aún más dulce que Bastet, y fue otro cuya cabeza acarició. A Theo lo miró con algo de recelo, porque Deacon solía darle miedo, pero tímidamente acarició su barbilla y huyó a la carrera. Y, por supuesto, Ross recibió el doble o el triple de mimos. Para cuando alguien preparó el desayuno y se sentó a comer, Yona ya había dejado una imagen en los corazones de cada uno de los padres, para bien o para mal, pero no le importaba mucho. No lo analizó tampoco, pero si lo hubiera hecho, ¿qué podía ser peor a que tu propio padre te confundiera con un fantasma? Comió animadamente, sin incluirse en las conversaciones sobre el futuro. Al parecer la mayoría quería hacer otro aquelarre, otro lugar de enseñanza y estudio como había sido el suyo, y a Yona eso le agradaba. Sería un poquito de normalidad más. 

    Si alguien había notado su tristeza del día anterior, no parecía haber rastros de ella mientras miraba maravillada uno de los árboles de golosinas que había creado, con pequeños caramelos aún creciendo. No era como Laila, alguien capaz de alegrar fácilmente su entorno, y no tenía esa energía o magnetismo que causaba que la gente se fijara en ella. Pasaba desapercibida fácilmente, incluso ahora, dando vueltas lentamente en torno al árbol. Perezosa, no tardó en sentarse frente a él. Y cuando Charlie se acercó, lo señaló orgullosa.

    —Mira, lo hice yo. Tiene caramelos creciendo —admirada de su obra, no podía esperar a que estuvieran listos. Charlie sonrió, sentándose a su lado.

    —Pero mientras crecen, toma —y le tendió una paleta, que la rubia aceptó al instante. Pensaba en las cosas que debía mejorar del arbolito. Le pediría a Laila que le enseñara. Lo hizo inmune a las hormigas, pero debía hacer que sus dulces no se derritieran al sol. Chupaba tranquilamente la paleta, mirando a Charlie ahora. ¿Necesitaría algo de energía? Se veía cansada. Ella había dormido bien, podía ayudarle.

    Yona no dejaría de extrañar a Van y a Aura, no dejaría de dolerle la muerte de Mike, no dejaría de lamentarse de lo sucedido con su mamá. Pero Yona consideraba que lo hecho, hecho estaba. Por eso no quería revivir a nadie. Por eso no solía arrepentirse. Y por eso, aunque quizás durante un tiempo durmiera más que de costumbre y quizás tuviera pesadillas, ya que Bill no las devoraría, su mayor preocupación en ese momento era cómo mejorar su arbolito de golosinas.

    Y si Charlie necesitaba ayuda, claro.

    View Full
  • #Manga #Akatsuki no Yona #Yona#Aoi
    View Full
  • #Manga #Akatsuki no Yona #Yona
    View Full
  • #Manga #Akatsuki no Yona #Yona#Quote
    View Full
  • #same damn energy #yona #yona of the Dawn #akatsuki no yona #yona of the red dawn #the blogger speaks
    View Full
  • #Manga #Akatsuki no Yona #Yona
    View Full
  • #Manga #akatsuki no yona #Shin Ah#Yona
    View Full
  • image

    One thing I realized when rereading the Fire Rebellion arc is that, as quick as Suwon and fandom are to credit Yona for bringing back the iza seeds, the whole operation is almost entirely Yoon’s doing.  He deduces on his own that Kai has some food staple the Fire Tribe could use, decides to travel there with or without the whole HHB, discovers the iza crop while sleuthing around, and eventually moves a Kai citizen to give him some for free.  Then Suwon sweeps in and implements the discovery on a more actionable scale by claiming a Kai village.

    image

    Yona’s biggest contribution is the sword dance during the festival — a significant contribution, of course, and an important moment for her character development, but far from the lynchpin of the operation.  The old man isn’t clear on whether Yona’s dance or Yoon’s medical care convinced him more, so we can basically chalk that up to a team effort.  None of it would have happened without Yoon’s initial choice, though.

    I actually really like that Yoon was chiefly responsible for the discovery and that Yona mostly helped by supporting him; I just wish his actions were acknowledged more in canon and fandom.  I know Yona tends to get credit for the HHB’s heroism because she’s their leader and the MC, but this was something Yoon was willing to do on his own and was very personally invested in.  Give Team Mom more kudos, y’all.

    #Kumari comments #Akatsuki no Yona #Yona of the Dawn #Yoon#Yun#Yona#Soo Won#Suwon #And yes this is also a hole in the 'Yona always does Suwon's job before he shows up uwu' argument #I like Yona but let's not minimize everyone else to make her look good mmkay
    View Full
  • Si Yona suele ser considerada, en muchos sentidos, la niña pequeña del lugar pese a no serlo, es precisamente por días como este. Días donde camina, arrastrando los pies y en pijama, hacia la cocina, claramente en modo automático; con su pelo despeinado, sus ojos casi cerrados y tirando de la oreja de un conejo de peluche. Donde saluda, sin mirar realmente a quién, y come lentamente, como si le significara un gran esfuerzo. Y luego, abrazada a su conejo, como antes lo hacía con Puni Puni, termina durmiéndose otra vez, sentada, en la mesa de la cocina, unos diez o quince minutos antes de resignarse a despertarse.

    Con los ojos ligeramente más abiertos, camina, ya sin arrastrar los pies pero lentamente, hacia el baño. Se peina, se cepilla los dientes, se lava la cara para poder despabilarse. Tiene demasiada pereza para cambiarse de ropa, así que hoy será un día de pijama para ella. Entra en uno de esos pequeños arrebatos de energía que le surgen de vez en cuando: casi que corre hasta la sala, se sienta en el sofá, abraza a Charlie, a su lado, con entusiasmo, y habla animadamente del sueño absurdo que tuvo durante unos dos minutos antes de apagarse lentamente de nuevo. Recibe el dulce de la pelirroja, lo come mientras continúan hablando un momento más, y luego abre el libro que estaba sobre la mesa, el que estaba estudiando, el que Ash le había rescatado de su cuarto antes de que todo pasara, su viejo cuarto. Con su conejo de peluche, llamado Buni Buni, en el regazo, lee ensimismada el libro. Para una persona normal sería una escena tierna: la chica bajita y muy delgada, con algo de chocolate en la comisura derecha del labio, en pijama, leyendo un libro enorme y pesado, y con el conejo de peluche acomodado cuidadosamente sobre los muslos de manera tal que parecía leer con ella. Para un brujo, la escena contendría una pequeña advertencia: el libro que lee es de maleficios, y bastante complejos; indicativo claro de que se especializa en ellos. Y para quien leyera las mentes, como esta narradora, sería algo extrañamente aterrador, ya que mientras lee, una y otra vez, cada frase para entenderla y memorizarla, se lamenta de que Dope no esté allí para poder practicar las maldiciones, pese a haber crecido juntos como hermanos y ser, de hecho, primos. Su lamento es sincero y real, mas no por afecto. ¡Qué buen sujeto de práctica sería para este maleficio que atraía todas las desgracias! Si un rayo caía por los alrededores, se desviaría y daría justo en él. Qué pena que eso no fuera a pasar.

    Al rato, se cansa y cierra el libro. Sin preocuparse, abraza su peluche, se ovilla contra Charlotte y se duerme, con su acostumbrada nula consideración por la otra gente. A lo largo de su vida hizo eso con casi todas las personas, aunque Ash era uno de los que más ligaba esa cabecita pequeña que de repente parecía muy pesada cuando se dormía profundamente. Actualmente, tiene un gusto especial por dormirse contra la pelirroja. Tiende a tener menos pesadillas y a dormir mejor.

    Unas horas después, despierta. Charlotte no está, pero tiene una manta negra encima, cortesía suya. Está cómoda, así que cierra los ojos otra vez. No duerme, pero abraza su peluche con los ojos cerrados y una sonrisa satisfecha en el rostro. La sala, a su alrededor, no está silenciosa en lo absoluto, pero no le importa. En su mundo, que consta del sofá, la cobija y el peluche, todo es suave, calentito y hermoso. A veces, Yona no necesita de nada más que eso para ser feliz. 

    De todas formas, cuarenta minutos después ya tiene mucha hambre para ignorar la situación. Se despereza, saluda al resto. Busca con la vista a su padre y se levanta, arrastrando a su peluche y a la manta también, nuevo añadido a su compañía del día. Camina hacia él y con toda tranquilidad se sienta en su regazo, deja la manta a su lado y lo abraza, aún sosteniendo de la oreja al pobre Buni Buni. No escucha de qué están hablando. No le interesa. En cambio, habla un ratito con su padre. Que sí, que durmió bien. Que por supuesto que está guapo. Que su pelo está bonito hoy; eso dice, pero lo peina un poco. Que qué hay para cenar. Cuando termina, vuelve a bajar de sus piernas, se coloca la mantita sobre sus hombros y se va, como si tuviera una capa negra. Y, por supuesto, llevando de la oreja al conejo.

    Camina en dirección a la cocina, pero otro olor la hace desviarse hacia el laboratorio. Abre la puerta y se asoma, viendo a Elric trabajar. No hace ningún sonido, no abre más la puerta hasta que nota que parece haber terminado y entonces entra. 

    —No te vi en todo el día — sonaría a reproche si no fuera Yona, pero ella lo dice como un hecho nada más. ¿Qué puede reprochar, si se pasó la mayor parte durmiendo? Sólo extrañó a su amigo. Acostumbrada a que pasara a saludarla, o a preguntar cómo estaba o algo, no haber coincidido justo cuando ella estaba despierta y él por allí le hizo ir a buscarlo. Hablan un ratito, al menos hasta que Fen llega. Yona camina por allí, ignorándolos, observando sin tocar los frascos y tubos de ensayo; Fen se sienta en el sofá mientras padre e hijo hablan de cosas que ella podría entender si prestara atención, pero tiene mucha pereza para ello. Bosteza, olvidada del hambre, y se sienta en el sofá, abrazando sin miramiento alguno a Fen y durmiéndose al instante. En su cabeza, él siempre sería Daren, el lobo calentito y grandote y peludito.

    ¿Cuánto tiempo permanecerá dormida antes de que la despierte para sacársela de encima? Hagan sus apuestas.

    View Full
  • my tiktok is giving me bear videos now, this is the ndn agenda

    #finally. #yona #eli.txt
    View Full
  • #yona is the best #im so happy her character was treated well and she wasnt just some cliche #yona of the dawn #yona #akatsuki no yona #not fallout related
    View Full
  • Some steamy Hak x Yona :3

    #yona of the dawn #hak x yona #thunder beast#Hak Son#son hak #akatsuki no yona #yona the girl standing in the blush of dawn #yona#yona hime#akayona#hakyona#any
    View Full
  • image

    Before you read, here’s Part I and Part II!

    Category: Romantic Fluff, Angst

    Fandom: Yona of the Dawn

    Characters: Yona, Soo-Won

    Requested By: Cherryblossom98 (Ao3)

    As Yona knelt amongst the fur-lined blankets and feather pillows strewn across the tent floor, she could not help but wonder if she had made the right decision. 

    Alliance. The word bounced around in her otherwise empty cavern of a skull. Such a simple concept, yet for Yona, it carried enough implications to capsize even the stoutest of packhorses. An alliance with Soo-Won. His name was both titillating and dreadful. It made her skin crawl like a parade of ants marched over it, but also sent a pleasurable shudder traveling up to her spine to the base of her neck. Though it had been so long ago, Yona could recollect their night in the encampment so vividly, as if it had occurred only yesterday. Her body hummed with the ghosts of his hands roaming over her clothes. Her lips burned with the phantasms of his hot mouth and tongue. Her heart raced as his whispers echoed in her ear.

    If not forever, then just for tonight?" 

    Yona’s head rolled on her neck as another tingling tremor rocked her body. Her eyes then snapped open, and she released an affronted gasp. Her nerves ceased their singing as she forced every memory of that night from the forefront of her mind. Screaming irately, she flung one of the throw pillows across the tent. The fabric rippled with the blow, and as it was close to the flap, the entrance fluttered wildly to allow some of the cool evening air to whoosh into the tent and kiss her pink, heated skin. 

    I am venturing into dangerous, unknown territory, she lamented woefully. 

    Keep reading

    #yonawon #yona x soowon #yona x soo-won #soowon x yona #soo-won x yona #yona#soo-won#soowon #yona of the dawn #akatsuki no yona #akayona#yotd#yotd fanfiction#yotd fanfic#sooyona
    View Full
  • ~ My favorite Manga panels from Akatsuki No Yona 
    (1/?) 

    I just finished the anime and I needed more in my life, so began the manga, highly recommend!

    #akatsuki no yona #yona of the dawn #anime#manga panels#hak#yona#princess yona#four dragons#su-won#kija#yoon #anime / manga #manga
    View Full
    • Yona: I think you’re spiritually a New Yorker
    • Kuelbo: This is the nicest way to call someone an asshole I think
    #akatsuki no yona #akayona #incorrect akayona quotes #yona#kuelbo#source: unknown
    View Full
  • #yona of the dawn #jae ha#yona#hak #akatsuki no yona #not fallout related #whenever i see him on screen i squeal its embarrassing but i really do love him
    View Full
  • #akatsuki no yona #son hak#mangasedit#hakyona#hak #yona of  the dawn #yona#akayona edit#manga coloring#my coloring#inahochi's stuff #I played again with brushes ;/
    View Full