#akutagawa ryunosuke Tumblr posts

  • image
    image

    dazai and akutagawa looking fancy in their suits

    #bungou stray dogs #bsd #bsd official art #dazai osamu#akutagawa ryunosuke
    View Full
  • Nakahara Chuuya:

    Bad actions Deserve punishment(smut)

    Dazai Osamu:

    N/a

    Akutagawa Ryunosuke :

    N/a

    Atsushi Nakajima:

    N/a

    Kunikida Doppo:

    N/a

    Ranpo Edogawa:

    N/a

    Yosano Akiko:

    N/a

    View Full
  • image

    WHY?? Why do you like to torture us like that Kafka Asagiri? 😭😭😭

    View Full
  • Chuuya: This? This is wine. This is what happens when you ferment grapes. This? This is Akutagawa. This is what happens when people get too sexually frustrated.

    Akutagawa: You two are a couple of degenerates!

    Dazai: We’re degenerates?

    Chuuya: What about that time I found you naked with that bowl of jello?

    Akutagawa: That didn’t happen!

    Chuuya, to Dazai: This is true.

    Akutagawa: Look, it was hot and I was hungry!

    View Full
  • “There’s none so blind as those who will not listen.”
     - Neil Gaiman

    #Akutagawa #bungou stray dogs #bungo stray dogs #akutagawa ryunosuke#bsd#bsd edit#BEAST 10#bsd spoilers#tw scopophobia#edit#manga edit#bsd beast #time to get spooky #and hide the pain the next chapters of beast are gonna bring #if only aku knew how to chill
    View Full
  • ship: shin soukoku

    genre: pure fluff

    prompt: a late night at the agency with atsushi and akutagawa.

    notes: this was my 100th fic on ao3, so i decided to return my roots and write oddly poetic ada shin soukoku. so enjoy!

    Keep reading

    View Full
  • image

    nobody loves u like i dooooooo

    #bsd#akutagawa ryunosuke #guess what i decided to play around w my style #its kinda ugly but i like it #doodles.
    View Full
  • image

    totally not freaking out over dazai’s outfit

    View Full
  • The Video That Inspired My The Four Horsemen AU.

    #bungou stray dogs #nakahara chuuya#nakajima atsushi#akutagawa ryunosuke#dazai osamu #the four horsemen au #not my video #ikuyatsu#instagram#bsd #bungou stray dogs crossover #supernatural crossover#fanfiction prompt#my prompt#my prompts#my post #war!chuuya #famine!atsushi #pestilence!akutagawa #death!dazai #akutagawa ryuunosuke
    View Full
  • #bungou stray dogs #bsd #bsd x reader #bungou stray dogs x reader #akutagawa ryunosuke #akutagawa x reader #ryunosuke akutagawa#bsd akutagawa #akutagawa ryunosuke x reader #ryunosuke akutagawa x reader #akutagawa headcanon
    View Full
  • View Full
  • image


    Unas horas después, extinguida la luz de la lámpara, no se oía en la habitación más que el canto de los grillos, que sumaba una desolada adustez otoñal al resollar de los amantes en el lecho. Entonces, el ensueño de Botón de Oro se elevó del dosel polvoriento hasta el tejado y de allí ascendió al cielo estrellado como si fuera humo.

    Botón de Oro se vio sentada en una silla de sándalo ante una mesa donde había dispuesta una variedad de manjares delicados, todos con sus palillos. Los iba probando uno por uno: nidos de golondrina, aletas de tiburón, huevos cocidos al vapor, carpa ahumada, un cochinillo asado entero, sopa de pepino de mar y muchos más… era imposible enumerarlos. Y la vajilla en que se servían era por demás exquisita, con lotos azul cobalto y fénices doradas.

    Tras ella había ventanas cubiertas por espesas cortinas de damasco y un gorgoteo sugería que más allá corría un río. Sintió como si hubiera vuelto a su aldea natal en el campo. Pero estaba cierta que debía de encontrarse en la casa de Cristo en alguna ciudad del Reino de los Cielos. De tanto en tanto dejaba apoyados los palillos y miraba a su alrededor. No se veía a nadie en la gran sala con pilares enroscados de dragones y enormes búcaros con gigantescos crisantemos, vislumbrados entre el vaho de los platos de la mesa. Tan pronto acababa una gollería, servían otra de no se sabía dónde, que olía tan deliciosamente como la anterior. Y cuando en una ocasión iba a tomar los palillos, un faisán asado levantó el vuelo de una fuente, tirando un frasco de vino de Shaoxing, y se posó bailando en las vigas del artesonado.

    Al cabo de un rato sintió que alguien se acercaba por detrás. Con los palillos en la mano, volvió la cabeza y vio, donde antes estaban las ventanas, a un extranjero con la boquilla de latón de un narguile entre los labios, sentado en un sillón tapizado de brocado. Al punto reconoció en él al extranjero que había ido a su habitación aquella noche. La única diferencia era que el extraño sentado detrás de ella tenía una aureola suspendida sobre la cabeza, a unos treinta centímetros, como un creciente de luna en una noche lluviosa. Justo entonces otra gran fuente humeante apareció ante ella en la mesa. Cuando iba a probar el manjar se acordó del extranjero y le preguntó por encima de su hombro: «¿No querría compartir la mesa conmigo?».

    —Sólo tú comerás de esa mesa. Si tomas ese alimento, serás curada esta misma noche —respondió el aureolado extranjero, todavía con la pipa en la boca, con una sonrisa de amor trasmundano.

    —¿Entonces no va a probar nada?

    —¿Yo? No como comida china. ¿Acaso no lo sabes? Jesucristo nunca ha probado la comida china —y diciendo esto el Cristo de Nankín se acercó a la silla de sándalo y le dio un suave beso en la mejilla a la atónita Botón de Oro.

    Cuando Botón de Oro despertó de su sueño celestial la luz del alba de otoño inundaba ya su pequeño y frío cuarto. La tibia oscuridad se rezagaba todavía en el angosto lecho en forma de esquife, con su cortina polvorienta. El rostro de Botón de Oro parecía flotar en las tenues sombras, con su redonda barbilla medio oculta por la vieja frazada descolorida y todavía con los ojos cerrados. Había hebras de su oleoso pelo despeinado pegadas a sus pálidas mejillas con el sudor de la noche pasada, y se le veían entre los labios los dientes diminutos como granos de arroz.

    Incluso tras despertar su mente vagaba entre soñadas reminiscencias de crisantemos, gorgoteos, faisanes asados y el mismo Jesucristo. Conforme el sol de la mañana iluminaba su cama la escandalosa realidad de haberse acostado con un extranjero desconocido en su jergón de rota se presentó vívidamente a su mente nublada. Se preguntó si le habría pasado su enfermedad. Se sintió apesadumbrada de golpe e incapaz de mirarlo de nuevo a la cara. Pero su deseo de volver a ver su rostro atezado fue más fuerte y finalmente abrió los ojos despacio, mirando en torno a ella, en la cama. Bajo la manta no había más bulto que el suyo, el extranjero que se parecía al Cristo de su cruz de latón no estaba por ninguna parte, ni siquiera su sombra.

    «¿Entonces todo fue un sueño?» Apartando la sucia cobija se levantó de un salto. Frotándose los ojos soñolientos con ambas manos descorrió la cortina y miró desencantada la sordidez de la habitación, crudamente expuesta por la luz fría de la mañana: la vieja mesa, la lámpara apagada, una silla volcada en el suelo y la otra de cara a la pared… Todo estaba igual que lo dejó anoche. Pudo ver además la crucecita de latón brillando deslucida entre las semillas de sandía desparramadas sobre la mesa. Todavía guiñando los ojos de sueño y bostezando, Botón de Oro se sentó en la revuelta cama y se quedó pasmada mirando todo aquello.

    «No, no fue un sueño», murmuró para sí, revolviendo toda clase de explicaciones sobre la desaparición de su extranjero. Se habría ido mientras ella dormía, claro. Pero ¿cómo pudo irse sin ni siquiera despedirse, después de tan apasionada noche de amor? Además ¿dónde estaban los diez dólares prometidos? «¿De veras estuvo aquí conmigo?» Descorazonada, empezó a ponerse el vestido de satén negro que estaba tirado encima de la cama. En ese momento sus manos se detuvieron, a la vez que sus mejillas se encendían de pronto con un raudal de sangre fresca que corría bajo la piel. ¿Fue porque creyó escuchar los pasos de su misterioso amante extranjero tras la puerta pintada? ¿O quizá porque la fetidez a licor que embebía la vieja almohada y la manta le recordaron de repente la vergüenza de su trato? No, nada de eso. Fue que en ese instante comprobó que el milagro sobrevenido en su cuerpo durante la noche la había curado por completo de su atroz enfermedad. «Aquel hombre era Nuestro Señor Jesucristo.»

    Botón de Oro, en camisa tal como estaba, se echó de hinojos desde la cama al frío suelo de piedra, y conversó íntimamente con su Salvador resucitado, como hiciera la bella María Magdalena, elevando una arrebatada oración.

    *

    […] «¿Todavía tienes la cruz en la pared?», ante la sorna del joven japonés Botón de Oro empezó a contarle muy seria la milagrosa historia de su Cristo, que había descendido a Nankín para curarla.

    Mientras escuchaba, el japonés pensaba: «Conozco a ese mestizo de americano y japonesa. Se llama algo así como George Murry. Alardeaba con uno de mis colegas —un corresponsal de la agencia Reuters, cristiano— de que una vez estuvo con una ramera de Nankín y se escabulló sin pagarle mientras ésta dormía. La última vez que estuve en Shanghái me topé con el tal Murry en el hotel. Decía que era reportero de cierto diario inglés. Aunque de buena presencia, no parecía de fiar. Luego se volvió loco por la sífilis. Puede que se contagiara de esta mujer. Y sin embargo ella sigue creyendo todavía que aquel granuja mestizo era su Jesucristo. ¿La ilumino o la dejo que siga soñando con su vieja leyenda occidental?».

    Cuando Botón de Oro acabó, el japonés encendió un aromático cigarro y le preguntó con fingido entusiasmo: «Es una historia extraordinaria… ¿y dices que desde entonces has estado bien?».

    Sin dudarlo la radiante Botón de Oro respondió feliz, chascando pipas de sandía: «Más sana que una pera».


    Akutagawa Ryūnosuke

    View Full
  • image

    i’ll make the most before the coffin

    #bsd#akutagawa ryunosuke #bungou stray dogs #idk what this is lawl just take it #doodles.
    View Full
  • image

    i choked on my chip when i saw this :,))

    View Full
  • We’re all rotting bones 

    ↳ For alice-chan-chan

    View Full
  • image
    image

    Atsushi Nakajima pack!!!

    #pack#header#icon#twitter#manga#bsd #bungou stray dogs #atsushi nakajima #atsushi nakajima icon #shin soukoku header #manga pack#manga header#bsd header#bsd pack#bsd icon #bungou stray dogs pack #bungou stray dogs icon #bungou stray dogs header #akutagawa ryunosuke header #akutagawa ryunosuke#nendoroid
    View Full