#malestar Tumblr posts

  • Tengo los ojos casi cerrados, me cuesta mantenerlos abiertos pero no consigo dormir. Mi mente me agobia, todos mís malos pensamientos. Díganme, ¿para que sirven los medicamentos entonces?

    View Full
  • Me siento en la mesa de la cocina y la única luz que alumbra toda la habitación es aquella que está sobre mi cabeza.

    Hay una taza de té humeante frente a mí y por paradojas de la vida, al otro lado de la mesa, está mi yo del pasado, sonriendo macabramente.

    Qué tal, tanto tiempo. Saluda como si fuese lo más normal del mundo.

    No sé por qué, pero de un momento a otro lloro desconsoladamente hasta que el pecho me duele, como solía hacerlo antes.

    Y por primera vez en años, me embarga esa necesidad que creía tan desconocida.

    Esa que quiere alejarme del mundo real y llevarse consigo el sufrimiento que me ha empezado a romper internamente.

    Pues, todo está jodido nuevamente.

    Mi yo del pasado me da la bienvenida y yo solo puedo sonreír, tan triste que siento que jamás voy a alejar ese sentimiento de mí; dejando que el té se enfríe lentamente.

    Porque el vacío, significa muchas veces nada, y yo estoy cayendo en ella.

    Como antes.

    View Full
  • Si notas el cansancio 😴 agotamiento 😣 la falta de vitalidad 😵 es hora de ponerse en manos de un profesional 👨🏼‍💼
    ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
    Un buen masaje 💆🏼‍♀️ que elimine las tensiones o la acupuntura ☯️ para reducir el estrés, son dos buenas ideas para atajar tu malestar 😊
    ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
    Ponte en manos de un profesional 👌🏼
    ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
    #cansancio #dolor #agotamiento #malestar #vitalidad #quiromasaje #masajeterapeutico #acupuntura #moxibustion #acupuncture #massage #pain #bienestar #terapiasnaturales #tension #dolordeespalda #profesional #salud #health #manelmoreno #manelmorenoterapeuta #manelmorenomasajista #manelmorenoacupuntor #manelmorenooficial (en Manel Moreno)
    https://www.instagram.com/p/CJar5pfoNuS/?igshid=h83ac5y4vixb

    View Full
  • image


    «Insiste usted… si no me entiende, se lo voy a tener que explicar al detalle. ¿Ve esta hierba espléndida? ¿estos árboles? Tienen sangre, arden de pasión bajo la candente luz del sol. La tierra se enardece como la piel. El resplandor cala el soto de bambúes y las flores carecen de sombra. Se abren encendidas y caen girando al agua del arroyo, que se torna azafate de laca carmín, perdiéndose a lo lejos. El océano es un mosto morado y el cielo —volvió la blanca palma de su mano hacia arriba— es verde oleoso, denso. Despejado, y con todo lóbrego de ensueños y quimeras. Las montañas son cabezales de velludo, llenos de plumas. Por todas partes relumbran exhalaciones, como vedijas de humo denso que sahumaran las mangas de un quimono. Cantan las calandrias. En un valle recóndito el ruiseñor entona el gozo de su vida, sin menester ni queja. Un soleado mediodía como éste, es cerrar los ojos y al punto ensoñarse en duermevela ¿no cree? […]

    »Me es casi imposible transmitirle lo que siento en este día de primavera. Es como describir un sueño. Este calmo desconsuelo ¿no lo siente? ¿No es como presenciar lo más vívido de un sueño? Me traslada a cuando iba montada a la espalda de mi niñera, con tres o cuatro años, y miraba alrededor la batahola de una fiesta.

    »En primavera me siento más indefensa que en otoño. Por eso transpiro así. No es sudor, es una sustancia que el sol exprime de mi íntimo ser. Tampoco es dolor, ni malestar. Antes bien como sangre prensada de las puntas de las hojas tiernas; como si me extrajeran los huesos y la piel se me fundiera. Sí, no se puede expresar mejor lo que me ocurre. Siento que me he vuelto agua; y como si lo que se licuó de mí estuviera a punto de desaparecer entre inevitables lágrimas… aunque no fueran éstas de aflicción ni de gozo.

    »A veces se llora por un desaire, otras al ser consolado. En un día de primavera como hoy el llanto es de esa última naturaleza. Es triste, supongo, pero es otro género de tristeza. Si el otoño es la naturaleza afligida, la primavera es la angustia de la existencia humana.

    »Esas gentes que ve allá trabajando en el campo, cuando llega el otoño se arremangan, y cada uno brega como puede con la aplastante melancolía. Siempre les quedan fuerzas en esas piernas exhaustas. Pero la primavera les roba toda energía. Flotan a la par de las aves y las mariposas. ¿No ve su angustia?

    »El alma, engaratusada por la brisa cálida y suave, se vuelve flor de amargón que de súbito se deshilacha al viento. Es como desvanecerse en la muerte tras contemplar el paraíso. Conoces sus goces, a la par que comprendes que el cielo es desalmado, frágil, triste y poco de fiar.

    »Y cuando uno llora ¿es de tristeza? ¿o es sólo un devaneo más? Siento como si me apedazaran, como si mi pecho se hiciera jirones. No es dolor, ni comezón, más bien como flores de pérsico dispersándose al sol, hermosas, serenas y a la vez tristes; algo tan imprevisible como un cielo claro o un prado vuelto yermo arenoso; como una vida anterior; como aquello mismo que ves con tus ojos; como querer expresar tu alma y no poder; algo frustrante, lamentable, desazonador, enojoso. Más que remontarse por el aire, es como que te tiran de la tierra. Por eso tengo que echarme.»

    Una expresión serena invadió de repente su rostro, como cuando el sol brilla tras la tormenta.


    Izumi Kyōka

    View Full
  • Disimuló el malestar que le significaba eso de tildar de mero picnic a la primerísima cena que compartirían juntos, en el nuevo estado de definitivos compañeros en una aventura también tan definitiva.

    Dónde estás Constanza… (José Luis Rosasco)

    #frases#español #frases en español #libros #frases de libros #Dónde estás Constanza... (José Luis Rosasco) #compañeros#pareja#amor#desilución#decepción#malestar#compartir#juntos#aventura#definitiva
    View Full
  • Un consejo?

    Lo mas bello aveces puede ser lo más malo, y los más feo lo más hermoso y bueno que puede hacer much@s se fijan en el físico no lo hagan… Esa persona tal ves le hará mal y no bien fíjense en como es alguien por dentro si es una buena persona así no sufrirán esto no es solo para relaciones también es para amistades

    View Full
  • ¡Felicidad!

    Andrea Buscaldi


    I

    C me dijo que tendría que ver After life porque a mí me va a interesar. Hace poco murió su padre luego de una larga enfermedad. La cuarentena la encontró con la urna de cenizas antes de esparcirlas en el destino final, el mar de una playa donde veraneó durante su infancia y temprana juventud. Un lugar donde cada tanto va a ver a su amante con quien mantiene una saludable distancia, un hombre que por la edad podría ser su padre, pero no lo es.

    C vive sola y la urna resultó ser más que una compañía, un respaldo. Hace arreglos en la casa con la misma prolijidad de su padre, su voz la guía cual riguroso manual de instrucciones. Después de meses se le cumple el deseo de soñarlo. Se lo ve muy bien hasta que ella recuerda que está muerto. Interrogado, su padre afirma su doble condición de muerto y feliz.

    Hace mucho que C no se engancha con nadie. Quedó dolida luego de una ruptura amorosa, sumada al comienzo de la lenta agonía de su padre. Nada se parece a ese idilio pretérito, aunque en los hechos haya sido un rotundo fracaso. Cronológicamente, el idilio coincide con la máxima plenitud de su padre.

    C vive en un departamento y un piso más arriba, vive su madre, viuda y anciana. Literalmente, el techo de C.


    Recuerdo una definición de muerte que me dio Germán García hace muchos años: primero se mueren los abuelos, mirás para arriba y quedan los padres; después se mueren los padres, mirás para arriba y seguís vos, se te voló el techo… ¡Eso en el mejor de los casos!



    II

    Mi amigo S dice que para P, un clavo saca otro clavo… hasta que se enamore. En ese punto, mi amigo está en franca sintonía con el viudo de After Life. El viudo está en duelo y la serie de Netflix deja en suspenso su desenlace. Lo del clavo alude de un modo superficial a la controvertida noción de objeto sustitutivo formulada por Freud en Duelo y Melancolía (1915). Para Freud ese es el desenlace de un duelo entendido como un afecto normal. Sin entrar en detalles, lo que se puede vislumbrar con respecto al objeto sustitutivo, es que deviene al final y no al principio, como en el caso del clavo. Para el viudo de After life, la pérdida es como debe ser, sin medias tintas, radical, perdió a su mujer, y a su vez, él se perdió con ella.


    En El malestar en la cultura (1930), Freud ubica las raíces del “sentimiento oceánico” (místico-religioso), Ser-Uno con el Todo, en lo que llama, “sentimiento yoico primario”, una especie de narcisismo sin límite donde el yo y el mundo exterior son uno: “el yo lo contiene todo; más tarde segrega de sí un mundo exterior”. El paso intermedio a la diferenciación consiste en distribuir el dolor o displacer, afuera, y el placer en el yo. Después, el aparato psíquico se complejiza en el interjuego entre el narcisismo, el “amor de objeto”, el principio de placer y el de realidad. Sin embargo, las fronteras no son ni tajantes ni definitivas. El amor es uno de esos casos donde las fronteras se desvanecen. “En el ápice de una relación amorosa no subsiste interés alguno por el mundo circundante… En ningún otro caso, el Eros deja traslucir tan nítido el núcleo de su esencia: el propósito de convertir lo múltiple en uno”.


    Ese texto tiene una pregunta central que lo recorre de punta a punta: ¿es posible la satisfacción del ser humano en el campo de la cultura? La felicidad del amor es una de las formas de amortiguar las “fuentes del penar” provenientes de la naturaleza, el cuerpo propio y los otros, pero la felicidad del amor se ve siempre amenazada por la pérdida y el enamorado es como un equilibrista sin red. De ahí, la maldición árabe: ¡Ojalá te enamores!

    Freud enumera otras maneras de arreglárselas con las “fuentes del penar”: el trabajo, las sustancias embriagadoras, el refugio en la neurosis y los progresos de la técnica, pero en todas se encuentra con una especie de encerrona (por ejemplo, el trabajo inserta al hombre en la comunidad, pero suele ser asociado al yugo, “noche y día como un buey”).

    La religión es un capítulo aparte: un “delirio de masas” ligado al desvalimiento infantil, la añoranza del padre y la angustia por la fuerza indomable de la naturaleza. “Quien posee ciencia y arte, tiene también religión; y quien no posee aquellos dos, ¡pues que tenga religión!”


    Finalmente, Freud ubica cierta salida en el campo de la cultura a partir del desplazamiento de las pulsiones hacia otros fines no sexuales. Es un placer que deviene de una renuncia (pulsional) y una transformación en otro tipo de goce, el arte, por ejemplo. Aunque, “el sentimiento de dicha por la satisfacción de una pulsión silvestre es más intenso que el obtenido por una pulsión enfrenada”, ya que los bienes intelectuales y artísticos provienen de satisfacciones “más finas y superiores, pero no conmueven nuestra corporeidad”.


    Tampoco la vida sexual es la panacea. No sólo por la presión de la cultura en tanto el libre albedrío de la sexualidad se opone a sus intereses aglutinantes. Es “algo que está en la esencia de la función misma, lo que nos deniega la satisfacción plena”. Habría en la historia de la humanidad cierta “renuencia no fundamentable de la función sexual”. Freud ensaya una hipótesis: se trataría de una “represión orgánica adquirida por la marcha erecta contra la existencia animal anterior.” ¿De ahí devendrá el amor pasión?


    Concluye Freud: “El programa del Principio del placer es irrealizable”. Sus limitadas aspiraciones se alcanzan por dos vías: ganancia de placer (con sus mencionadas aristas) o evitación de displacer. También puede provenir de una vía indirecta, como ser el alivio por el fin de un dolor de muelas.

    En cuanto a la tan ponderada felicidad y su imperativo de época: “Sólo podemos gozar con intensidad el contraste y muy poco del estado”. Incluso, según Goethe, “¡Nada es más difícil de soportar que una sucesión de días hermosos!” (los signos de admiración son míos).



    III

    El viudo de After life decide suicidarse, pero a último momento repara en la mirada suplicante de su perra. La perra es un regalo que él le hizo a su mujer en un cumpleaños: la perra es su mujer cumpliendo años en lugar de natalicios. Desde entonces, para el viudo, la chance del suicidio está a la vuelta de la esquina. Sus días oscilan entre el hondo bajo fondo de su dolor intransferible y su dolor vuelto en odio hacia la humanidad toda. Si le ponemos música de fondo, podría ser un tango o ¡Maldición va a ser un día hermoso! (versión rockera de los versos de Goethe, “Nada es más difícil que soportar una sucesión de días hermosos”. En el caso de la serie, esa figura se encarna en el cuñado optimista del viudo).


    De ese oxímoron saben los poetas. Como el tango Los mareados. En su origen se llamaba Clarita, fue compuesto por Juan Carlos Cobián, y posteriormente, incluido en una obra de teatro de patente resonancia, llamada Los dopados. Sufrió la censura del gobierno de turno por el uso del lunfardo y la referencia a sustancias embriagadoras: “Bebías y en el fragor del champán, loca, reías, por no llorar”.

    Hace poco, gracias a la cantante Adriana Varela, repare en su letra. Se suele cantar con un error recurrente. Es: “Tres cosasllena mi alma herida, amor, pesar, dolor.”, y no, lleva, como si fuera una carga o un lastre.

    ¡El alma se llena de amor, pesar y dolor! Como El buen dolor de Guillermo Saccomanno, o Adiós de Gustavo Cerati: “Ponés canciones tristes para sentirte mejor”.


    image
    #after life#malestar#cultura #a l'entrada del temps clar #felicidad
    View Full
  • ¿Cuál es la razón por la que siguen estudiando?

    La mía poder irme de la casa de mis padres y no tener que volver a lidiar con ellos.

    View Full
  • Como se qualquer um que quisesse me humilhar, tirar uma com a minha cara que tudo bem, eu não ia poder nem conseguir fazer nada, eu sou uma cretina que não sabe fazer nada, que mal consegue dirigir a vida sem estragar as coisas, que qualquer um que me diminuísse estaria certo e foda-se, sabe? não retrucaria nem nada. É tão ridículo. Ir dormir chutada e acordar humilhada, todo santo dia.

    - @souza.anne2

    View Full
  • Y puesss… se me bajo el azúcar 😓 no siempre puedo con tanto!! #diabetes #bajadeazucar #malestar ##diabetesmellitus #diabetestipo1 #vidacondiabetes (en Ciudad Obregón)
    https://www.instagram.com/p/CHjPe7NpgtU/?igshid=v4brxtzqs56v

    View Full
  • ¿No les pasa que están enfermos y solo quieren cariñitos, detalles inesperados y tranquilidad de que alguien te apoya?

    View Full
  • Haga lo que haga siempre voy a estar mal. Me han preparado desde que nací para eso.

    View Full
  • Aprovecho el malestar para dormir, así me voy apagando con calma.

    ___

    View Full
  • View Full
  • Es increíble el poder del cerebro humano.

    En un momento puedes estar de maravilla, sintiéndote increíble y de repente algo pasa y te cambia la forma de sentirte completamente, te tumba, te da esa sensación de malestar psicológico que es indescriptible, te sientes MAL y lo peor es que levantarte de eso es sumamente difícil.


    #ByMe

    View Full
  • Me gustaría estar bien pero no lo consigo.

    No tengo ganas de nada.

    Nada me motiva realmente.

    Todo se fue a la mierda hace mucho tiempo y no sé cómo recuperar algo.

    View Full